Líderes en servicios de impresión 3D

Solución de cafeína bajo demanda para clientes de Krups

Nombre del proyecto: Cafetera Krups  

Resumen: Utilizando la impresión 3D, Ricoh produjo un componente poco habitual para una cafetera Krups, asegurando así que Groupe SEB pudiera mantener su promesa y ofrecer una rápida reparación. 

El problema:  Groupe SEB, un gran consorcio francés y fabricante de pequeños electrodomésticos, dispone de multitud de marcas, incluyendo Krups Coffee – conocida por sus diseños innovadores y elegantes.

Groupe SEB garantiza a todos los clientes un plan de reparación de 10 años para asegurar el tiempo de vida de sus productos. Como parte de una prueba de consumo, la organización ofrece recambios impresos en 3D para productos que incluyen aspiradores, cafeteras, hornos y freidoras. La pieza en 3D se suministra de manera gratuita y el cliente solo paga la mano de obra de la reparación. 

Pero Groupe SEB se encontró con un obstáculo cuando un cliente solicitó ayuda cuando falló una pieza rara de su cafetera Krups. Group SEB almacena grandes cantidades de piezas habituales, pero este componente en particular, el colector de goteo de una máquina de espresso – no estaba disponible inmediatamente. La pieza, naturalmente, necesitaba resistencia a las fuertes variaciones de temperatura y al vapor de agua, además de durabilidad.

La solución: Groupe SEB trabajó con los expertos de Ricoh para recrear el recambio en un archivo CAD en 3D antes de producirlo en un sistema de Sinterizado selectivo por láser. La impresión 3D permitió al Groupe SEB suministrar la pieza rápidamente lo que, sencillamente, no podría haber sido posible utilizando procesos de fabricación tradicionales

La pieza 3D debe ser resistente al agua, al calor y a la fatiga. El codiciado polipropileno de Ricoh, el más puro del mercado, se utilizó ya que ofrece todas estas características y más. 

El proyecto demuestra cómo el servicio de impresión 3D de Ricoh permite la rápida producción de productos pequeños e intrincados. La impresión 3D es también la tecnología ideal para el soporte postventa; tanto si se trata de la reparación de productos de consumo terminados como si es de equipos de líneas de producción. Cuando los volúmenes son relativamente pequeños o las piezas ya no se fabrican, la impresión 3D es, a menudo, la única solución rentable. Para proyectos como este, Ricoh trabaja con el cliente para rediseñar las piezas y proporcionar una funcionalidad y unas características optimizadas.

Groupe SEB ha efectuado 1000 ciclos de café en una máquina con una pieza en 3D y no se han detectado deformaciones ni fugas. La fabricación aditiva ha permitido a este gigante de los equipos domésticos proporcionar reparaciones con el material adecuado, realizadas a medida y adaptadas a cada cliente.

«Este proyecto nos ha permitido demostrar que es posible fabricar piezas técnicas, funcionales y duraderas mediante impresión 3D y que nuestros clientes pueden utilizar en la vida real».  
 

Sylvain Haasser, jefe de operaciones de impresión 3D en Groupe SEB