Líderes en servicios de impresión 3D
Placeholder

Todas las tecnologías de impresión 3D fabrican piezas capa a capa.

Con impresoras SLS, MJF y HSS el usuario puede seleccionar estas capas algunas veces pero, normalmente, es el proveedor de servicio de impresión quien define el ajuste del grosor de la capa.

El motivo es que, en algunas ocasiones, es ineficiente ofrecer grosores de capas distintos para estas tecnologías, ya que los sistemas deben fabricar múltiples piezas simultáneamente, lo que dificulta la racionalización de los procesos de producción.

Sin embargo, FDM es diferente, ya que puede ser eficiente para la fabricación de piezas únicas. Con la impresión FDM podemos ofrecer cuatro opciones de capas distintas, dependiendo del material seleccionado, desde 0,127 mm hasta 0,333 mm. Habitualmente, los sistemas SLS, HSS y MJF tienen grosores de capa establecidos entre 0,08 mm y 0,12 mm.

Seleccionar el grosor de las capas no solo afecta al aspecto de la pieza, sino también a su rendimiento. Un grosor de capa menor ofrecerá un acabado superficial más suave, no obstante, dado que hay más capas en la pieza, la resistencia será menor que la de una pieza fabricada con capas de mayor grosor. Normalmente, un grosor de pieza intermedio ofrece un buen equilibrio entre el acabado de la superficie y resistencia.

Layer Thickness Diagram

¿Necesitas ayuda?

Tanto si buscas asesoramiento sobre materiales, guía para presupuestos o si, simplemente, quieres saber más sobre la fabricación aditiva, estaremos encantados de ayudarte.